• Anuncios

Altos niveles de ruido deterioran la salud

Altos niveles de ruido deterioran la salud

Las principales fuentes de entornos acústicos saturados son el tránsito terrestre, las obras de construcción, y antros.

    Podrían generarse hasta enfermedades cardiovasculares

    La presencia constante de sonidos mayores a 55 decibeles producen pérdida de capacidad auditiva.

CIUDAD DE MÉXICO (22/MAY/2015).- Los entornos acústicos saturados en los que el ruido supera los 55 decibeles, están enfermando a habitantes de la Ciudad de México, alertó Jimena de Gortari Ludlow, académica del Departamento de Arquitectura de la Universidad Iberoamericana (UIA).

La profesora de la Licenciatura en Arquitectura explicó que la exposición diaria a contaminación sonora provoca daños a la salud, desde disminución hasta pérdida de capacidad auditiva y enfermedades cardiovasculares, que son consecuencia de vivir en un ambiente de estrés relacionado con ruido.

En un comunicado de esa casa de estudios, especificó que entre las principales fuentes de generación de entornos acústicos saturados están el tránsito terrestre y aéreo, obras viales, inmuebles en construcción, centros nocturnos  como discotecas y bares, y hasta la detonación de fuegos artificiales.

Aunque los ruidos emanados de esas fuentes no producen una pérdida inmediata de la audición, su presencia constante genera entornos acústicos saturados, los cuales deben ser vistos como un problema de salud pública con costos económicos para el gobierno y la población.

Por ejemplo, dijo, una persona que perdió su capacidad auditiva por una exposición prolongada y sin protección al ruido, deberá desembolsar 30 mil pesos para comprar el aparato auditivo que requiera.

Un estudio reciente elaborado en España reveló que por cada decibel que supere el umbral máximo de 65 para el ruido nocturno establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay por lo menos seis por ciento de personas mayores de 65 años afectadas por problemas cardiovasculares, desde variaciones en la presión arterial hasta infartos.

Sin embargo, las consecuencias negativas de los entornos acústicos saturados no se limitan a enfermar a la gente, ya que también provocan detrimento en su calidad de vida al no habitar en un clima de bienestar, sino en un ambiente saturado por ruido, que si se escucha de noche les hace dormir mal.

Esto, “al día siguiente provoca que te sientas cansado y no rindas igual; o si estudias, tu capacidad de aprendizaje baja. Y si escuchas esos ruidos durante tu jornada laboral o escolar no puedes concentrarte, lo que interfiere con actividades que realices”, indicó.

Ante esa problemática, De Gortari Ludlow sugirió a quienes toman decisiones emprender políticas públicas que atiendan esa situación.

La primera de ellas podría ser concluir la elaboración del mapa de ruido, que lo modelará por medio del tránsito en la ciudad de México.

Una vez hecho público, lo ideal sería emprender acciones puntuales en zonas sensibles donde se hayan identificado entornos urbanos saturados, puntualizó.

Anuncios

Pinturas Mar de Colotlán

Pinturas Mar de Colotlán

Pinturas Mar de Colotlán
Ofrecemos Pintura Vinílica: Rinde, Multi, Especial y Excell
Esmaltes: Secado Normal y Secado Rápido
Impermeabilizantes 3 y 5 años rojo oxido y blanco.
Servicio de Pintores
Contamos con maquinaria para pintar y compresor.
Facturación Electrónica, Crédito y facilidades de pago.

Zaragoza 93 B
Colotlán Jalisco
Celular: 333 154 0439

Facebook: Pinturas Mar de Colotlán
Electrodomésticos seminuevos

Feria Nacional del Piteado – 9 de mayo 2015

 

Fuente: Feria Nacional del Piteado

 

 

Feria Nacional del Piteado – 10 de mayo 2015

Fuente: Feria Nacional del Piteado

Cronología de Colotlán 1902-1936

Presidencia de Colotlán, Jalisco; año 2014. Foto cortesía de Colotlán la Historia en mil lugares.

Presidencia de Colotlán, Jalisco; año 2014. Foto cortesía de Colotlán la Historia en mil lugares.

 

1902.- Fallece José Antonio García Rivera, autor del más valioso legado histórico sobre Colotlán. Irónico y cruel destino el que deparó a este distinguido colotlense, véase si no es así:
“Actas del Registro Civil de Colotlán.- 1902.- Foja 61.- Frente.- Partida de Defunción No. 187: Inhumado en fosa común en el Panteón de Guadalupe de este lugar, por haber sido probada la insolvencia económica del fallecido… “.

1906.- La presencia de nuestra ciudad cambia lentamente, Don Pascual Granillo, Jefe Político del Municipio, inaugura el Kiosco del Jardín Juárez. El 1° de mayo, por Decreto Núm. 1165, la comunidad de El Carrizal se erige como Comisaría Municipal con sus localidades y se establecen sus límites.

1911.- Colotlán se ve sacudido por un nuevo movimiento socio-político: la Revolución Mexicana. Tal parece que esta región sólo toma importancia, para los demás mexicanos, en etapas de crisis sociales y después vuelve a precipitarse en un frío olvido.
En el mes de marzo, el maderista Evaristo Oropesa entra con sus tropas en esta ciudad y en mayo, al firmarse los “Tratados de Ciudad Juárez”, entre revolucionarios y porfiristas, se establece la paz. Los maderistas y federales, destacados aquí, celebran el acuerdo de paz con una serenata en el Jardín Juárez.

1913.- El Gral. Victoriano Huerta Márquez, Presidente de la República, es difamado injustamente por los asesinatos de Don Francisco I. Madero y de Don José María Pino Suárez, ya que los autores intelectuales fueron el Embajador de Estados Unidos en México y Félix Díaz, sobrino de Don Porfirio Díaz. Los autores materiales de este doble asesinato fueron el Capitán Francisco Cárdenas y sus soldados, quienes conducían a Madero y Pino Suárez a la prisión de la Ciudadela. Victoriano Huerta fue originario de Colotlán.

1914.- Las tropas del Gral. Pánfilo Natera toman a Colotlán el 6 de abril, incendian el Palacio Municipal y varios comercios.
En este mismo año se inicia la construcción del desaparecido Mercado Hidalgo, (anterior al actual), a un costado del Jardín Corona, la edificación es ordenada por el Coronel Anselmo Díaz y Sánchez.
El 2 de julio, en San Marcos, Jalisco, el Gobernador del Estado decreta la derogación de las administraciones municipales, desapareciendo los Jefes Políticos, determinando que la primera autoridad municipal será, en lo sucesivo, el Presidente Municipal y el Ayuntamiento respectivo.

1915.- Las diferencias entre Don Venustiano Carranza y el Gral. Francisco Villa hacen que en esta ciudad se dé un gran movimiento de tropas de la División del Norte.

1916.- El Párroco Francisco Reveles organiza la Banda de Música, que tiene gran éxito por ser la primera en este Municipio.
En este mismo año, ataca a esta ciudad y comunidades vecinas, una epidemia de tifoidea que causa numerosas muertes.

El General Constitucionalista Francisco de Santiago derrota a los grupos villistas que había en Colotlán.

El Gral. Manuel M. Diéguez, Gobernador de Jalisco, ratifica la convocatoria, Estatal del 6 de abril de este año, para la integración del Congreso
Constituyente del Estado y el 15 de mayo se instala el Colegio Electoral.

El domingo 22 de octubre se efectúan las elecciones para elegir a los Diputados del Congreso Constituyente de Querétaro, por el entonces
Décimo Séptimo Distrito de Colotlán. Es electo Esteban Baca Calderón, quien destacó en dicho Congreso, al ser electo en la Segunda Comisión del Gran Jurado y sobresalió también en las discusiones de la estructuración del
Artículo 123 de nuestra Carta Magna de 1917.

En el análisis del Dictamen de Colotlán, el Diputado Local Julián Villaseñor Mejía pide se analice cuidadosamente, en virtud de que algunos habitantes de este Distrito habían planteado ante el Congreso Constituyente Nacional la petición de que esta Región fuese considerada como Territorio Federal o Entidad Federativa independiente de Jalisco.

1927.- Por no ponerse de acuerdo y por la ambición del poder, costó a los jaliscienses la imposición del Lic. Daniel Benítez como Gobernador aunque no era originario de este Estado. Esto sucedió a la renuncia del Lic. José Guadalupe Zuno como Gobernador.
El Lic. Benítez toma posesión como Gobernador el 1° de marzo de 1927 y el 22 de este mismo mes gira una Circular a los presidentes Municipales para pedirles su colaboración en el control del movimiento que surgía en contraposición de la Ley Reglamentaria de Cultos, expedida por el General Plutarco Elías Calles, Presidente de México.

1928.- El 8 de mayo, los cristeros atacan a Colotlán al mando del mismo Coronel Enrique Medina Quintanilla.

1929.- El movimiento cristero es muy probablemente el conflicto social fratricida más absurdo de todos los que ha habido en nuestro territorio.
Surgen grupos inconformes en Jalisco, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas; se suman a esta lucha 20,000 hombres, que al paso de los días llegan a tener
un jefe: Enrique Gorostieta, General que había servido a la dictadura de Porfirio Díaz y después a la de Victoriano Huerta.
De los sucesos más relevantes en torno a tan discutible movimiento dos batallas se dieron en este Municipio: La de Colotlán y la de Cartagenas.

Con la ayuda del Insigne Maestro Misael Macías Velázquez, hijo de Colotlán, quien nace precisamente en tan agitados días y su gran interés por la Historia de su tierra natal, lo indujo a registrar los hechos:

“Los Gobiernos de la Revolución entregan la tierra al campesino que la trabaja… los hacendados se coluden con el clero y propician la revuelta cristera. Los Estados de Guanajuato, Michoacán, Jalisco y Zacatecas, son escenarios de lucha fratricida al grito de ‘Viva Cristo Rey’ “.
Particularmente las regiones de Colotlán hasta el Teúl de González Ortega, de Juchipila hasta Moyahua y desde Tabasco hasta Huiscolco; asimismo el Alto de El Carrizal, el Plateado, la Hacienda de la Encarnación y Villanueva. Los cristeros incendian las tlazoleras, las casas habitación y los pastizales de las comunidades comprendidas en estas regiones y obligan a los agraristas a concentrarse en poblaciones cercanas a Zacatecas, como Atitanac.
Los cristeros se hacen fuertes en las faldas y sierras que circundan los cañones de Colotlán y Juchipila.

Los Federales que manda el Coronel Anacleto López Morales, el de la Hacienda de Víboras, requieren auxilio de la gente que conoce la región. El Gobierno arma a los Agraristas, que unidos al Ejército, combaten a los Cristeros en cada poblado de estas regiones ya mencionadas.

Los campesinos defienden sus tierras, su casa, su familia y así inclinan la balanza a favor del Gobierno. Los agraristas son honestos, creen en Dios y en Cristo y sólo las circunstancias los obligan a pelear contra sus hermanos”.

El movimiento cristero en Colotlán tenía sus antecedentes que se remontaban inicialmente el 25 de mayo de 1927 con el fusilamiento del Cura de Totatiche Cristóbal Magallanes y el Padre Agustín Sánchez Caloca, por el Coronel Enrique Medina Quintanilla.

El 22 de abril de 1929, ciento cincuenta agraristas se habían fortificado en la población de Colotlán en compañía de ciento cincuenta federales. Los cristeros, en número de dos mil, atacaron por las faldas de los cerros del poniente.
Entraron a la ciudad y el combate se realizó casa por casa, agraristas y federales ocuparon las torres de los templos y desde allí atacaban y se defendían.

Los sitiadores cristeros, agujeraban las paredes de las casas y cada vez más se ácercaban a los del gobierno.
Comandaba las fuerzas agraristas Don Luis Reyes y las militares el General Crisanto E. Quintero.

Encontrándose Don Agustín Rivera, entonces dirigente agrario en la región tomando sus alimentos en la cocina comedor de su casa, los cristeros agujerearon una de las paredes de su casa, caminaron hacia la cocina que se encontraba con las puertas semiabiertas, las cuales terminaron de abrir encontrando a Don Agustín sentado frente a la mesa tomando sus alimentos.
Lo imprevisto de los sucesos, así como la confusión de uno de los cristeros que gritó: ¡No disparen, es uno de los nuestros!, dio la oportunidad a Don Agustín de tomar su pistola y disparar repeliendo la probable agresión de los cristeros.
Ignacio Caloca, antiguo luchador villista, con experiencia guerrera, participo en la batalla de Colotlán, al comandar a unos ochenta paisanos suyos procedentes del Teúl de González Ortega.

Se había combatido todo el día 22 de abril de ese año y en la madrugada del 23, al observar que la situación se ponía difícil, se entrevista con Don Luis Reyes y le informa sobre sus planes, Don Luis, hombre bueno pero sin cualidades de estratega le contesta: “Pues veremos cuánto aguantan los muchachos”.
Nacho Caloca le comenta: Tenemos que engañar a los cristeros, son más que nosotros; luchamos trescientos contra dos mil. En Huejúcar hay mil doscientos federales que pueden auxiliarnos, le sugiero un plan: Que salgamos cincuenta jinetes hacia la Parroquia, que corran por las calles tirando balazos, que digan majaderías y que griten fuerte: ¡Ya llegó el 75 Regimiento, hijos de… !
Cuando lleguen a la Parroquia, que salgan otros cincuenta hombres de a caballo y que regresen los que salieron primero, hagan el mayor alboroto y gritando fuerte: i Ya llegó el 75 Regimiento ya llegó mi General López hijos de… Que echen a vuelo las campanas.
Y así se hizo, la estrategia dio los resultados proyectados.

Los Cristeros se retiraron, huyendo por el cerro, rumbo a Monte Escobedo
Zac. parece que ya tenía poco parque y el ánimo decaído por las constantes derrotas.
Los agraristas perdieron solamente a cuatro personas: Ezequiel Orozco Aguilar de la colonia Morelos, Juan Márquez del Saúz de los
Márquez Jalisco, Pedro Sánchez de Villa Guerrero y Anastacio Pinedo Leaños del Saucillo de los Pérez.

Al amanecer del 23 de abril de 1929, unos curros decentes de la ciudad se presentaron en la parroquia, porque pensaban que los cristeros habían tomado la plaza.

J. Cruz Hernández, gobiernista, les dijo! Jálenle para Plaza de Toros para que hagan fortines!
En verdad fueron pocas las bajas agraristas, porque este fue uno de los mayores combates que se libró en esta región. Solamente Juan Carrillo apodado “Juan Tirador”, por su certera puntería, causó el solo muchas bajas a los cristeros.
Resalta por su valor Dionisio Hernández, “El Güero Nicho” lugartenienente de Gorostieta, quien se dirige al sur de Colotlán para encontrar un lugar que le sirviera de fuerte, muriendo valientemente en combate. El General Gorostieta, comandante de los cristeros, se dirige al norte de Colotlán Jalisco con el propósito de tomar a Colotlán, pero circunstancialmente se encuentra, frente a frente con el General Anacleto López en cartagenas quien lo derrota y lo obliga a replegarse hacia la sierra de morones
en donde lo acorrala y le causa muchas bajas.

En este último lugar la batalla se suspende por la oscuridad de la noche, hace que se tirotearan entre la misma tropa. Gorostieta huye maltrecho y es derrotado por el general Saturnino Zedillo quien lo hace prisionero y lo fusila en Atotonilco Jalisco el 2 de junio de 1929.
En este mismo año llega a Colotlán una Misión Cultural por primera vez en este Municipio, cuyo Jefe era el Profr. Fortino López R, son atendidos por el Prof. Francisco Huizar Martínez, entonces inspector escolar federal de esta zona y hermano del ameritado Profr. Diego Huizar Martínez.

1936.- Durante el Gobierno Estatal del Coronel Everardo Topete se pretende la implantación de la Escuela Socialista en Jalisco y el fanatismo provoco las sanguinarias y anticristianas barbaries que se cometieron en perjuicio de los humildes Maestros Rurales; como ocurrió con la maestra Lucia Curiel Rivera, asesinada en las Canoas, cerca de Colotlán por cobardes enmascarados que la calificaban de “comunista.
Llega a Colotlán el Pbro. Ignacio Gallegos promotor de la iniciativa de remodelar la decoración de la Parroquia.

Choque de culturas

Choque de Culturas

Nunó Beltrán de Guzmán fue un hombre que queriendo emular las glorias de Cortes, se aventuro a la conquista de los pueblos del occidente de México a fines de 1529 y l0 hizo con métodos de presión tan inhumanos, que la misma historia dice que ni las hordas de Atila derramándose sobre las tertiles campiñas de Italia, causaron tan graves daños como las huestes de Nunó de Guzmán en las tierras que el mismo nombre más tarde como Nueva Galicia.

Este capitán español y su gente salieron de la ciudad de México el 21 de diciem­bre de 1529 y fue hasta tres meses después cuando apareció por Tonalá y de ahí mando a sus subalternos, por distintos rumbos del territorio con la misión de que le informaran calidad y temple de las gentes y también, características de la tierra.

Pocos lugares de los recorridos por Nunó no padecieron la pena de verse veja­dos y humillados, en el mejor de los casos: esclavizados e incendiadas sus moradas, en el peor de ellos.

Mucho dice la historia sobre la irrupción de Nunó y su ejército en las tierras nuestras, mucho fue también su afán destructivo y si nuestros pueblos salvaron su dignidad, no se debe sino a las muestras de amistad que esta gente del norte de Jalisco y sur de zacatecas, les brindaron.

Ofrecer resistencia al conquistador era pecado de suma gravedad y esto, unido al disimulo, enardecían el ánimo del cruel Nunó y si para rematar encontraba de­solado el pueblo y la gente huyendo de miedo por los cerros, montaba en cólera tal, que ni sus principios sólidamente católicos le impedían gozar, cual iracundo Nerón, del espectáculo que ofrecían aquellas humildes chosas al arder y ennegrecer de humo los cielos siempre claros de la comarca. Así con varios pueblos, sin embargo, con ninguno de los de nuestra región.

La cultura del norte de Jalisco

La cultura del norte de Jalisco

Colotlán indigenaEn los tiempos de pre-conquista, el norte de Jalisco y sur de Zacatecas, pocas manifestaciones de cultura se hallan en sus pueblos, sin embargo, tumbas de tiro se han encontrado -aunque saqueadas- lo que indica que hasta estas alturas alcanzo esa influencia cultural que al parecer vino del sur. La Historia de Jalisco, Tomo 1, pag. 209, dice:
Por otro lado, la cultura del norte de Jalisco guardo parentesco con movimientos más norteños, ubicados estos ya plenamente en los estados de Durango y Zacatecas. Aquí alcanzo esta tradición sus manifestaciones más elaboradas y complejas en la llamada cultura chalchihuites que se patentiza sobre todo en el Clásico y en la cultura Malpaso -La Quemada- de exteriorizaciones posteriores.
Para bastantes autores con buenas bases, dichas culturas funcionaron como eslabones en la trasmisión de muchos rasgos mesoamericanos y occidentales, a los grupos del sureste de Estados Unidos: transfiriéndoles también, claro está, elementos de su propia formación.
Las civilizaciones de las tumbas de tiro, en particular las de Jalisco influyeron asimismo en La tradición norteña. Esta se manifiesta par las esculturas huecas, los caracoles, espejos y demás materiales encontrados en Cerro Encantado y el Cañón de Bolaños.
Incluso tumbas de tiro han sido descubiertas en El Teul y zonas más septentrionales de Zacatecas, aunque para desgracia saqueadas.
No estaba pues el norte de Jalisco en un grado cultural tan bajo que merezca por eso crítica mordaz, ya por el 600 o 700 después de Cristo se tiene en estos rumbos una cultura incipiente, todo lo cual se deduce de sus vasijas, esculturas y cerámicas. De hecho en el occidente de México solo la cazcana -a la cual pertenecía Colotlán- y más hacia el noroeste Sinaloa, presentan este tipo de antigua arqueología.
En otro orden de cosas investigadores modernos, afirman que de aquí del norte de Jalisco, salieron los pobladores del valle de México y Morelos. La historia de Jalisco, T. 1, pag. 219 dice:

Diremos que los toltecas provenían, para poblar el valle de México y Morelos, probablemente del Norte de Jalisco y Sur de Zacatecas.
Sea como fuere aquí estamos y nuestro antiguo pueblo Colotlán también, su nombre entreverado en las raices de una vieja toponimia, al igual que todos pueblos que le pertenecieron en el lejano ayer y que aun entrado este siglo siguieron perteneciendo. Todos ellos llevan en su nombre, el sello de garantía de ser pueblos que aun antes de que llegaran los españoles, existían. Veamos algunos nombres:

Nombres antiguos

En 1160 apareció en escena la séptima tribu nahuatlaca o azteca, entraron Topia, Guadiana, Zacatecas, Juchipila, El Teul, Nochistlan, Tlaltenango, Juchipila y todas las localidades intermedias.
A su paso por estos y otros lugares desalojaron a sus primitivos pobladores empezaron a llamar a los puntos conquistados, como les pareció mejor, según la fisonomía que tuviera el lugar y obviamente en su idioma.
Así por ejemplo al ver un lugar donde encontraron hormigas grandes y ponzoñosas, les pareció bueno llamarle AZQUELTAN, al igual que al mover una piedra y otras más encontrar bajo estas, alacranes en abundancia, no pudieron menos que decir aquí se llamara Colotlán
Los eruditos en cuestiones de lingüística nahuatl surgieron más adelante conocedores de los requiebros del idioma indígena, dijeron lo que en la tabla encerrado esta:

Azqueltán Sobre los hormigueros- Ibarra, Lugar de hormiguero- Arreola
Colotlán Lugar de alacranes- Leduc, Lugar dedicado al dios viejo- Arreola

Huejotitlán Entre los sauces- Ibarra, Junto a los sauces Mendoza Entre los calabazos- Munguía
ChimaItitán Entre los escudos- Munguía
Huejuquilla Saucito- Munguía
Huejucar Lugar de sauces- Huerta
Mamatla Junto a lo que se lleva a cuestas- Munguía
Mezquitic Dentro de los mezquites- Munguía
Mixtón León pequeño, gato- Munguía

Temastián EI maestro- Huerta, Lugar donde se enseña- Munguía
Totatiche En la casa de mi padre- Huerta
Tepetongo En el cerro pequeño- Huerta
Tepezapote Cerro de zapotes- Munguía

(Cuando se hace referencia a HUERTA como autor del significado de un lugar, se quiso decir Nicolás Valdés Huerta)